Inicio » Los riesgos de COVID-19 son muy altos para que algunas escuelas vuelvan a abrir

Los riesgos de COVID-19 son muy altos para que algunas escuelas vuelvan a abrir

por Antonio Parejo

Con los tiempos próximos señalados para la apertura del año escolar en el noreste de Florida, pediatras de la zona en un número significativo ha hecho del conocimiento público sus recomendaciones frente a los riesgos que significa el COVID-19 para niños y educadores.

 

Es de esa manera como el Capítulo de Florida de la Academia Estadounidense de Pediatría, hizo llegar al gobernador Ron DeSantis un libro de 11 páginas señalando lo que significan los “beneficios significativos” de los niños en su retorno a la escuela, pero, donde también señalan que esos beneficios deben cotejarse frente a los riesgos. Expresa que son muchas áreas del estado donde los distritos mantienen una lucha constante por la reapertura de las aulas en medio de la pandemia, “la prevalencia del coronavirus no disminuirá lo suficiente en las próximas 4-6 semanas para que los beneficios de la asistencia escolar superen los riesgos”.

 

“Si bien es lo mejor para que el niño ella asista a clases en el campus, los beneficios deben superar los riesgos médicos para los niños, los maestros, el personal escolar y las familias”, dice el documento técnico. “Este objetivo debe ser el factor más importante. Estamos aprendiendo más sobre el coronavirus casi todos los días, y estas recomendaciones están sujetas a cambios a medida que haya nueva información disponible”.

 

Este comunicado se da a conocer luego de que los distritos escolares finalizaban sus planes de reapertura del campus en el mes de agosto, cuando las familias aún no deciden si lo más conveniente es que ya es seguro para que los niños regresen a las aulas o si deben continuar su aprendizaje en línea como cuando sucedió en el inicio de la pandemia.

 

Por su parte, Richard Corcoran, Comisionado de Educación del Estado, emitió este mes una orden en la que insta que los distritos reabran las escuelas físicas al menos por cinco días a la semana el próximo mes, con la salvedad de que los funcionarios de salud estatales y locales indiquen lo contrario. El gobernador DeSantis hace esfuerzos por que las familias manejen las opciones sobre el envío de los niños a la escuela o utilizar el aprendizaje a distancia.

 

“Creo que lo que está claro para mí es que, creo, los padres quieren tener la capacidad de controlar el destino de sus hijos y tener una opción significativa”, dijo DeSantis el martes durante una aparición en Orlando. “Y para mí, si los padres creen que el aprendizaje a distancia es el camino a seguir, si no se sienten cómodos en un ambiente cara a cara para sus hijos, entonces creo que tienen ese derecho. Pero sí creo que hay muchos padres que realmente necesitan que sus hijos tengan una interacción cara a cara, y creo que debemos hacer todo lo posible para poder proporcionar eso”.

 

El documento también suministró recomendaciones en detalle para impedir la propagación del virus cuando reabran las escuelas. Entre ellas tenemos:

 

Los estudiantes deben mantenerse en “cohortes” durante el día escolar, con la menor interacción posible con otros grupos de niños. “Dado que inevitablemente ocurrirá una exposición, mantener a los estudiantes en cohortes sería importante para las pruebas posteriores, el rastreo y el aislamiento / cuarentena si se produce una exposición”, dijo el libro blanco.

 

Los niños y los maestros deben mantener distancias de 6 pies entre sí en las aulas y no deben estar en grupos uno frente al otro. Los estudiantes mayores de 5 años, los maestros y los miembros del personal deben usar máscaras.

 

El uso de horarios escalonados de inicio de clases disminuiría el número de niños en los pasillos y ayudaría con el distanciamiento social. Además, los almuerzos se deben comer en las aulas.

 

Los maestros que tienen 50 años o más o que tienen necesidades especiales de atención médica deben trabajar en áreas con menor riesgo, como en la instrucción virtual. Además, el informe dice que las escuelas deben “hacer todo lo posible” para contratar enfermeras escolares para ayudar a manejar los problemas relacionados con el virus.

 

Los deportes de equipo que implican contacto no deben realizarse “al menos durante este otoño, ya que la tasa de infección viral es demasiado alta y las actividades deportivas colocan a los estudiantes en un contacto más cercano. Una vez que las tasas de infección viral disminuyan, la participación segura en los deportes podría ser posible “.

Compartir

Related Posts

Leave a Comment