Inicio » Se ensaya enfriamiento climático del planeta para detener el calentamiento global

Se ensaya enfriamiento climático del planeta para detener el calentamiento global

por Antonio Parejo

Muchos científicos están abocados a estudiar todas las formas posibles de detener el calentamiento global, están simulado incluso el efecto de enfriamiento con la inyección de sulfatos en lo alto de la estratosfera similar al enfriamiento planetario después de que el monte Pinatubo estalló en Filipinas el 12 de junio de 1991.

¿Qué pasaría si se inyectaran partículas en la atmósfera y se filtrara la luz solar hasta el punto de reducir el calentamiento solar? ¿Podría esto reducir el calentamiento global?

La geoingeniería podría aportar posibles soluciones al cambio climático, pero estudios recientes muestran cómo dicha manipulación puede tener efectos secundarios.

Se debe observar los experimentos naturales que se produjeron durante los incendios forestales más grandes de Australia en 2019 y 2020. El humo bloqueó la luz del sol, pero el efecto de enfriamiento no mejoró.

Cerca al 1 millón de toneladas métricas de humo subió a la estratosfera, provocando la elevación de la temperatura en casi 2 ° F durante seis meses y es muy posible que haya contribuido al gran y persistente agujero de ozono que se formó sobre la Antártida.

El humo de los incendios forestales bloquea la luz solar, pero la luz solar absorbe partículas de carbón negro, que en realidad calientan el aire circundante y no tienen ningún efecto de enfriamiento en las capas inferiores de la atmósfera.

Investigadores del Laboratorio de Ciencia Química y Monitoreo Global de la NOAA dicen que la cantidad de humo requerida para enfriar la troposfera es mucho mayor que la inyectada en estos incendios, y la cantidad de humo tiene un impacto muy grande en la atmósfera superior y la capa de ozono.

Al reflejar la luz solar en temperaturas frías del suelo, otros tipos de partículas de gran altitud emitidas a la atmósfera o la estratosfera pueden tener resultados diferentes.

A diferencia de los incendios, las erupciones volcánicas bloquean la luz solar y no absorben demasiada energía solar. Entonces, ¿se pueden geo-diseñar las partículas de azufre para lograr un enfriamiento general?

Investigadores del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) utilizaron recientemente modelos informáticos para realizar análisis para simular la inyección de aerosoles de sulfato en la estratosfera.

Los resultados muestran que el aerosol de sulfato reducirá en gran medida el impacto del cambio climático causado por los gases de efecto invernadero, pero también provocará efectos secundarios indeseables en estas simulaciones.

Las simulaciones mitigaron alrededor de dos tercios de las tendencias esperadas de calentamiento invernal debido al cambio climático en Eurasia, pero, todavía ocurre un fuerte calentamiento de la superficie de casi 3 ° Fahrenheit cada 30 años.

También se pudo identificar otro efecto secundario en las simulaciones y es una menor precipitación invernal en el Mediterráneo y con aumento de la humedad del verano. Lo contrario ocurriría en Escandinavia: inviernos más húmedos y veranos más secos.

Antara Banerjee, científica investigadora del CIRES que trabaja en NOAA CSL, asegura que para disminuir el calentamiento global se necesitaría enormes aportes de dióxido de azufre esperado: hasta 50 millones de toneladas métricas deberían ser inyectadas continuamente en la estratosfera cada año para que a fin de siglo lograr un cambio de temperatura media global cero incluso cuando el CO2 continúe aumentando.

Compartir

Related Posts

Leave a Comment