Inicio » ¿CULPABILIDAD EN LA INOCENCIA?

¿CULPABILIDAD EN LA INOCENCIA?

por Antonio Parejo

La consternación por la seguridad de los niños y adolescentes en la escuela se mantiene. Padres, profesionales y la sociedad en general coinciden en la preocupación por el número creciente de niños y adolescentes que perecen a causa de las armas de fuego en las escuelas.

Recientemente, un niño de 12 años del condado de Nassau fue detenido por agentes de la policía tras haber introducido tres armas de fuego y municiones a una escuela cristiana privada en Callahan.

El director de la escuela comunicó la novedad a la Oficina del Sheriff del condado de Nassau después de que el personal encontrara dos armas de fuego y dos cajas de municiones dentro de la lonchera del estudiante, según una copia del informe su arresto. Posteriormente se le encontró una tercera pistola y un dibujo violento.

Para colmo, la madre del niño refirió que su niño mató recientemente al perro de la familia con una pistola de perdigones. A ese respecto, el alguacil de Nassau se refirió como “muy aterrador”, añadió “es peligroso para los niños tener armas así, y mucho más llevarlas a la escuela”.

“Cuando miras el asesinato de una mascota de la familia, miras algunos de los dibujos que se encontraron en el escritorio del niño, es alarmante”, dijo el director Leeper. “No sabes lo que está en la mente del niño y lo que está pensando – tal vez de forma inocente, tal vez no. Pero seguramente, no querrás correr ese riesgo; deseará asegurarse de que el niño reciba la ayuda que necesita para que nada como esto suceda en el futuro “.

Todo se descubrió cuando un maestro notó por primera vez algo estaba fuera de lo común: el estudiante Gabriel Dean Lewis Stanford llevaba dos loncheras, una más pesada que la otra, según el informe policial.

“La maestra le pidió al estudiante que mostrara su lonchera y él le permitió a regañadientes”, según el informe. “Ella encontró una pistola y se la entregó al director”, quien dijo a los oficiales que encontró un revólver, una segunda pistola y dos cajas de munición calibre 380 en el interior de la lonchera.

La maestra relató que el niño le dijo que había llevado las armas a la escuela para mostrárselas al director.

En la pesquisa los agentes encontraron que una tercera pistola, que estaba cargada con munición calibre .380, fue encontrada durante una entrevista, aunque no había ninguna bala en la recámara.

“Mientras entrevistaba al estudiante por segunda vez, el personal estaba realizando una búsqueda en su escritorio. Dentro de su escritorio había un dibujo de un hombre fuera de una escuela con armas de fuego. El hombre estaba rodeado de varios cadáveres, cubiertos con un marcador rojo que indicaba sangre”, indica el informe.

Sasha Lewis, madre del niño, dijo a los agentes que la familia tiene armas en casa, pero que pensaba que se estaban a buen resguardo en su caja fuerte. Ella imagina que su hijo podría haber tenido acceso a la caja fuerte en un descuido.

“La señora Lewis informó que recientemente su menor hijo mató accidentalmente a la familia Chihuahua con un rifle de perdigones cuando no estaba supervisado”, según el informe.

El menor fue arrestado por tres delitos graves de posesión ilegal de armas de fuego en la escuela y fue llevado a un centro de detención de menores en Jacksonville. Se notificó al Departamento de Niños y Familias.

El director dijo que el niño Stanford de 12 años seguramente sería expulsado de la escuela. Es una lástima, ya que él nunca tuvo problemas antes de ahora como estudiante en Ligthhouse Christian School, pequeña escuela K-12 que forma a alrededor de 60 estudiantes.

“Llevar un arma a la escuela resulta en una suspensión o expulsión inmediata y en este tipo de caso, siempre será la expulsión, así que estamos trabajando en eso ahora”, dijo Arnold. “Nunca se siente bien, obviamente, porque hay un dolor familia ahí fuera “.

“Mi oración es que reciba la ayuda adecuada y que el sistema funcione para él”, agregó.

Esta experiencia está pasando sin hechos que lamentar, a Dios gracias. Pero es propicio recordar a las familias que tengan armas de fuego en el hogar, extremen las medidas de seguridad, en beneficio de la familia, de la escuela y de la comunidad.  

El alguacil expresó que, “Hay que asegurarse de que las armas estén cerradas con llave y de que no sea accesible porque puede ser peligroso para los niños apoderarse de armas”, dijo. “Y es contra la ley que los niños tengan acceso a armas como esas”.

Nuestros niños y adolescentes no son prueba de balas. A ellos les gusta jugar y ser activos. Los adolescentes son curiosos e impulsivos. Ante tales características saludables, cuando se combinan con armas de fuego, pueden causar la muerte.

El niño americano promedio está expuesto a presenciar un número cada vez mayor de actos violentos cada día en la televisión, en el cine y en los juegos en las computadoras. La mayor parte de ellos involucran armas de fuego. Los niños a menudo imitan lo que ven y se vuelven más agresivos después de ver mucha violencia. Los padres deben de ayudar a proteger a sus niños de los efectos de la violencia en los medios. Un buen ejemplo sería compartir con ellos programas en la televisión, películas y video, racionar la televisión, y expresar su desaprobación frente a los niños cuando vean episodios violentos diciendo que ésa no es la mejor forma de resolver los problemas.

Nuestros niños o adolescentes que pudieran estar presentando problemas emocionales o del comportamiento corren un mayor riesgo de usar armas de fuego contra otros o contra sí mismos. Es deber de los padres que se preocupen si su hijo es demasiado agresivo o tiene un desorden emocional, pueden conseguir una evaluación por un siquiatra de niños y adolescentes o por otro profesional de la salud mental titulado.

Compartir

Related Posts

Leave a Comment