Inicio » Delta atacó la ciudad costera de Creole causando severos daños

Delta atacó la ciudad costera de Creole causando severos daños

por Antonio Parejo

Con una fuerza con vientos máximos de 155 kph, Delta tocó tierra el viernes por la noche cerca de la ciudad costera de Creole. Realizó su trayecto sobre Lake Charles, ciudad que se vio afectada por el huracán Laura dañó con antelación a fines de agosto.

No se sabe con certeza si en estas primeras incidencias hayan ocurrido muertes de sus habitantes. La experiencia habla de que siete de las 32 muertes atribuidas a Laura se produjeron el día que azotó el huracán. Otros, sucedieron ​​por el envenenamiento con monóxido de carbono de los generadores y, 10,000.

Nic Hunter, alcalde de Lake Charles, estimó que cientos de casas se encontraban destrozadas recibieron y sus propietarios recibieron agua. En común de la gente se encontraba agotada y con mucho estrés, habían pasado algunos hasta dos semanas durmiendo en la parte posterior de sus viviendas para tratar de escapar del calor ya que disponían de energía.

“Si sumamos a Laura y Delta, es absolutamente catastrófico y sin precedentes”, dijo Hunter. “Estamos muy preocupados de que con todo lo que sucede en el país en este momento, este incidente puede no estar en el radar a nivel nacional como debería estar”.

Previo a la tormenta, el aspecto de las calles era asolador, montículos de escombros dibujaban la escena por la tormenta anterior, todo era un caos, era la huella que algo maligno había acontecido.

A pesar que fue Delta fue una tormenta de menor intensidad que Laura de categoría 4, fue capaz de producir un daño mayor con su lluvia en lugar de viento. John Bel Edwards, gobernador de Louisiana, informó que la lluvia produjo más de 15 pulgadas (38 centímetros) de lluvia en Lake Charles en dos días y más de 10 pulgadas (25 centímetros) en Baton Rouge.

El sábado, se sumaron otros residentes del sur de Louisiana e iniciaron la solidaria rutina una vez más, esquivando autos volcados en las carreteras, cortando de árboles caídos con motosierras, trasladándose penosamente con el agua que les llegaba a las rodillas, hasta llegar a las casas inundadas, en ruinas y sin electricidad y, comprometiéndose a reconstruirlas.

Edwards comunicó además que se movilizaron 3.000 soldados de la Guardia Nacional de Luisiana para despejar carreteras y distribuir comidas y lonas.

Después de tocar tierra, el delta se debilitó rápidamente hasta convertirse en una depresión tropical el sábado. Los meteorólogos advierten, sin embargo, que las fuertes lluvias, las marejadas ciclónicas y las inundaciones repentinas continúan siendo una amenaza para Texas e incluso Mississippi. Los meteorólogos además que el domingo, los remanentes podrían producir tornados en el valle de Tennessee y las inundaciones repentinas pueden afectar el sur de los Apalaches.

Investigadores de la Universidad Estatal de Colorado dijeron que Delta es la tormenta número 25 nombrada en la temporada de huracanes sin precedentes en el Atlántico. Es el décimo huracán que golpea el territorio continental de Estados Unidos este año, rompiendo el récord de 1916, terminó declarando el investigador Phil Klotzbach de la mencionada Universidad.

El gobernador Edwards, manifestó además que Delta interrumpió los esfuerzos de la Gobernación para establecer viviendas temporales en el suroeste de Louisiana que tiene la intención de traer de regreso a los evacuados de Laura alojados en los hoteles. Más de 9.400 personas estaban siendo protegidas por el estado el sábado, pero solo 935 eran evacuados de Delta, dijo Edwards. Los demás eran desplazados por Laura.

Muchos que habían iniciado la reparación sus casas por los estragos de Laura vieron ese trabajo deshecho de la noche a la mañana y los materiales que compraron “simplemente se esparcieron por el viento”, dijo Edwards. “Una vez más, nos va a retrasar, pero no va a imponer nuestro futuro.”

Compartir

Related Posts

Leave a Comment